Deshielo económico, congelación política

Por Yoani Sánchez

Después de trece años sin realizar un congreso, el Partido Comunista de Cuba, único permitido en el país, ha convocado a sus militantes a la sexta edición de su magna cita. El evento había sido esperado con ansiedad, no tanto porque de él puedan desprenderse soluciones, sino porque obligatoriamente tendrá que dar definiciones sobre cuestiones de máxima urgencia.

Cuba ha vivido en una especie de limbo entre “la utopía socialista” proclamada en los discursos y “las medidas capitalistas” acatadas en el orden económico tras la caída del muro de Berlín. Esta etapa, bautizada con el eufemismo de “período especial” quizás se dé por terminada cuando se ponga en práctica el nuevo modelo del que tanto habla Raúl Castro pero que nadie puede vaticinar si realmente funcionará. Los principios fundamentales de esa entelequia anunciada a bombo y platillo como la solución a todos nuestros problemas, serán aprobados quizás el próximo abril luego de ser discutidos durante los 90 días posteriores al primero de diciembre.

Bajo el título de Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social, circula ya un documento que resume en 291 puntos los aspectos fundamentales del último ensueño salido de las oficinas gubernamentales. En ellos se introducen algunos cambios sustanciales pero bajo el principio de que “solo el socialismo es capaz de vencer las dificultades y preservar las conquistas de la revolución”.

La primeras críticas provenientes de sectores de la ilegalizada oposición interna señalan que el evento, fechado para la primavera de 2011, será cualquier cosa menos un congreso del partido, pues en él solo se analizarán algunas cuestiones concernientes al estrecho marco de una comisión económica. La ausencia de un informe central con la crítica de lo ocurrido desde el quinto cónclave en 1997 y la postergación de las elecciones de un nuevo Comité Central, minimizarán el impacto del recién convocado evento. En las breves páginas brilla también por su ausencia cualquier mención a un aumento de los derechos ciudadanos o concerniente a la necesaria flexibilización política.

No obstante estas limitaciones puede afirmarse que, aunque la profundidad es insuficiente y la velocidad demasiado lenta, los cambios se dirigen en la dirección correcta. Al menos ya no se plantean aquellas consignas provenientes del espíritu voluntarista postulando el propósito de producir riquezas a partir de la conciencia. Ahora se hace la crítica al paternalismo estatal y a la extendida confusión entre igualdad e igualitarismo. Se estimulará la autogestión de las empresas estatales, se ampliará el trabajo por cuenta propia, se eliminará el mercado racionado-subvencionado y, lo que a muchos les parece un sueño, se aplicarán fórmulas flexibles para la compra, venta y arriendo de viviendas.

Cuando se habla con la gente en la calle se percibe el escepticismo. Han sido muchas las veces que se convoca al pueblo a participar en discusiones de discursos o documentos y luego “ellos hacen lo que les da la gana”. Se tiene la percepción de que todo esto es otra movida para ganar tiempo y mantenerse en el poder. La sensación de que las nuevas propuestas son más de lo mismo afectará especialmente el deseo de pronunciarse públicamente con reclamos ciudadanos. De ahí que no hay que hacerse demasiadas ilusiones de lo que pueda ocurrir en estos debates programados en todos los centros de trabajo y en los barrios y mucho menos que los delegados elegidos al congreso sean portavoces de inquietudes conflictivas.

La constitución cubana expresa que el partido comunista es quien dirige el país, pero desde la fundación del PCC y aún desde antes, ha sido Fidel Castro quien ha gobernado con plenas potestades. Se especulaba que el sexto Congreso elevaría a Raúl Castro o tal vez a otra persona, al puesto de Primer Secretario, pero ya se sabe que para eso habrá que esperar a la primera Conferencia del Partido anunciada sin fecha fija para el 2011. El otrora Máximo Líder no ha pronunciado una palabra al respecto y en sus más recientes reflexiones, publicadas en la prensa se ha limitado a advertir sobre el inminente peligro de una guerra nuclear y a hacer críticas al presidente norteamericano.

Aunque se ha insistido en que el socialismo en Cuba solo será actualizado, manteniendo la prevalencia de la planificación por encima del mercado, aunque se jura y se vuelve a jurar fidelidad a los principios, lo más interesante de este sexto congreso es que algo se va a modificar tras años de inmovilismo y todo el mundo sabe lo que pasa cuando se mueve una carta en un castillo de naipes.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Deshielo económico, congelación política

  1. Manolo Garcia dijo:

    Los cubanos fuimos hipnotizados por un hombre que a llevado al pais a un atrazo descomunal con sus caprichos comunistas retrogados y para colmo tiene el descaro de decir que Cuba es “el mar de la felicidad”.A mi se me ocurre llamarla: el mar de las prohibiciones,las humillaciones,de las vicisitudes y del chantaje psicologico.Hasta cuando el pueblo cubano va a seguir de carnero aguantandose esa vida?Ahora salen con eso de modernizar la economia con los 4 trabajitos por cuenta propia que van a permitir realizar,para que dentro de unos meses venga la policia haciendo operativos y decomisando a diestra y siniestra.El papelazo que hemos hecho los cubanos deberia darnos verguenza,el mundo entero nos tiene lastima por ser tan sometidos.Si no fuera una realidad tan triste hasta provocara risa.

  2. Manuel Carrillo dijo:

    Cuando la revolucion triunfo, en 1959, le dijeron a mi padre que los frutos de esa revolucion no serian para el sino para sus hijos, para mi, ya voy a cumplir 60 anos y ahora me vienen a decir que los frutos de la revolucion no seran para los bisnietos de mi padre, sino para los tataranietos mios!!! Son tres generaciones que han pasado de personas que han crecido sin esperanzas, viviendo al dia, viendo deteriorarse a cada dia su novel de vida, su nivel de subsistencia, y lo peor, sin poder hacer nada para evitarlo o remediarlo. Donde la unica salida es emigrar, hacia cualquier parte, pero emigrar. Van entonces lo gerontocras a arreglar esto o solamente va a crear las condiciones para pasar al capitalismo feroz donde ellos seran los capitalistas y nosotros seguiremos siendo los explotados?? Nunca hemos dejado de ser explotados, por el estado hemos sido explotados, pues los salarios de miseria que nos pagan no tienen igual en el mundo entero. Yo estuve en Rep Dominicana y pude ver como vivia alli un profesional. Yo soy un profesional en este pais y eso me ha hecho mas dificil la subsistencia, pues cierto “decoro” nos impide dedicarnos a lo ilicito. Ya es tiempo que toda esta crapula que nos ha enganado durante tanto tiempo se vaya de este pais, que nos dejen hacer, que nos dejen hacer las cosas a nuestro modo y veremos como entonces, posiblemente, mi hijo aun tenga futuro en su patria

  3. H. Hipolito dijo:

    Todos conocemos, ciertamente, que todo el desastre nuestro ha sido debido al equivocado enfoque politico-economico que tomo la direccion del pais desde sus inicios; obviando la cuestion mas importante: el desarrollo economico.
    La realidad latente en nuestro pais es mas seria de lo que podriamos imaginar.Los dirigentes cubanos, de una forma u otra, han admitido que el proyecto fue un total fracazo. Aunque para algunos sea dificil aceptar; deberemos enfocarnos en tratar de evitar que la situacion continue deteriorandose mas de lo que esta. El gobierno cubano, sin tapujos, debe, de forma acelerada; tomar las medidas necesarias que brinden las libertades civicas en todos los aspectos, para atraer la mayor cantidad posible de invertores. No se debe desestimar el gran potencial economico de los exiliados cubanos, mas, la experiencia adquirida por estos para competir en una economia de libre mercado. Veo como unico obstaculo para que nuestro pais salga del estancamiento, que los actuales dirigentes pasen a retiro. Que se enarbole una politica de aceptacion para realizar los cambios necesarios. Inmediatamente despues de tomar las medidas racionales de re-institucion de las libertades democraticas, comenzaran a llegar a Cuba inversiones de los nacionales en el orden de los centenares de millones de dolares. Estas, unidas a otras muchas inversiones, mas la normalizacion de nuestras relaciones con los Estados Unidos de America, hara que nuestra economia, a pesar de la presente recesesion economica, comience su despegue hacia la prosperidad. Creanme que habemos muchos cubanos anciosos por levantar los pueblos donde nacimos mediante la implementacion de infraestructuras que ayuden al desarrollo de todo el pais. En mi caso, sentiria un gran placer en poder ayudar a que mis compatriotas salgan de la miseria.

    Todo dependera del pragmatismo que muestren los dirigentes actuales, su patriotismo verdadero. Que nos demuestren a todos nosotros que realmente poseen pragmatismo politico. Yaustedes hicieron lo que pudieron, la ley biologica les exige dar pasos a gente joven, con nuevos “brios” que sean capaces de juntar a la mayoria de los cubanos en un solo enfoque: El desarrollo economico del pais.

    Hemos perdido mas de cinco decadas en ambiguedades politicas. La nueva mentalidad debera ser cien por ciento economica.

    Gracias por la oportunidad.

    Luchemos todos por una Cuba para el bien de todos. No existen cabidas para idealismos banales. La realidad se impone.

    Un retiro gallardo de los componentes del poder actual en cuba, no solo facilitara el acceso de Cuba al Mercado Mundial, sino, seria un gesto que admirarian personas del mundo entero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s